PORTADA Editorial Noticias Artículos y colaboraciones Legislación Compra, venta e intercambio Enlaces a clubs, federaciones, etc. Tiradas, campeonatos, competiciones, trofeos Lesiones en el tiro Selecciones del boletín del club Nuestros patrocinadores Algunas fotos Vídeos del club Contacto por correo electrónico

  Hidratación Deportiva Tiro Olímpico   (bajar el documento)

La hidratación es una parte importante de cualquier actividad deportiva, en el tiro olímpico es igual de importante que en otras disciplinas deportivas.

Rendimiento Deportivo

Desde el comienzo de una prueba deportiva, es decir, cuando comenzamos a calentar, mientras competimos, y finalmente durante la recuperación, estamos quemando energía.

Esta energía esta producida por nuestros músculos, y cuando los músculos trabajan liberan calor, incluso en un deporte isométrico como es el Tiro Olímpico, nuestros músculos están trabajando.

Para paliar ese calor el cuerpo utiliza su agua, y mediante el sudor y la evaporación de este enfría nuestro cuerpo.

Otro componente importante es la climatología, en determinados ambientes el calor y la humedad pueden ocasionar una mayor deshidratación.

Junto con el esfuerzo y el sudor, se consumen también electrolitos, minerales necesarios para un correcto funcionamiento de todo el cuerpo humano.

Cuando el nivel de agua y otros componentes necesarios comienzan a faltar, nuestro cuerpo no responde adecuadamente y podemos comenzar a notar una pérdida de rendimiento.

No olvidemos que nuestro cuerpo es la plataforma de tiro de nuestras armas y esta precisa de nuestros músculos para sustentarse.

Nuestros ojos también tienen músculos y nuestras glándulas lacrimales precisan de agua para funcionar correctamente.

La falta de agua también ocasiona la pérdida de capacidad coordinativa y por tanto nos será más difícil realizar un disparo o cuando lo ejecutemos podemos hacerlo con errores.

Por supuesto esto no significa que estemos “muertos de sed”, sino que debemos cuidar que nuestro cuerpo este 100% antes, durante y después de la competición o entrenamiento.

A propósito de la sed, esta es un mecanismo de aviso de que el cuerpo precisa agua, pero cuando esta aparece significa que ya tenemos una carencia de agua y por tanto estamos sufriendo sus efectos.

Para evitar esto debemos hidratarnos desde el principio del ejercicio, una pequeña botella de agua, consumida a pequeños sorbos es suficiente para la mayor parte de las modalidades y casi todas las personas.

La experiencia nos indicará la cantidad a consumir.

Debemos cuidar también que un consumo excesivo nos puede ocasionar ganas de orinar, y en según que disciplinas esto puede ser un incordio, tanto a nivel deportivo como psicológico, por razones obvias.

Otra opción son las bebidas isotónicas, bajo mi punto de vista pueden ser tan válidas como el agua normal, pero en nuestro deporte son más indicadas para disciplinas con más requerimientos físicos como por ejemplo los Recorridos de Tiro o el 3x40.

Estas bebidas cubren un espectro importante de necesidades como es la reposición de electrolitos, agua y glucosa, que una vez consumidos son rápidamente absorbidos por el cuerpo humano.

No es conveniente abusar de estas bebidas y para una óptima dosificación sería conveniente consultar con un médico deportivo. Por supuesto también es válido el consumo de zumos.


 HAY QUE CONSUMIR AGUA, ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA PRÁCTICA DEPORTIVA