PORTADA Editorial Noticias Artículos y colaboraciones Legislación Compra, venta e intercambio Enlaces a clubs, federaciones, etc. Tiradas, campeonatos, competiciones, trofeos Lesiones en el tiro Selecciones del boletín del club Nuestros patrocinadores Algunas fotos Vídeos del club Contacto por correo electrónico

PROBANDO EL RIFLE STAR ROLLING BLOCK .357 MAGNUN

PRUEBA DE ARMAS
Rifle:
STAR, MODELO Rolling Block .357 Magnum.


Munición:
.38 Special recargada y preparada al efecto
Vainas Winchester.
Pólvora PSB1 2,5grains y 3,2 grains.
Proyectil GBV 115 grains.
Cota 38 milímetros



De vez en cuando, hacemos un alto en el camino de las competiciones y nos deleitamos con pequeños artilugios como este: Spanish Rolling Block Carbine réplica de los Remington de 1867, solo que en calibre .357/38SPL. Fabricado por la factoría STAR para el mercado americano.



Una delicia solo mantenerlo entre las manos y accionar su sencillo mecanismo Las pruebas que nos propusimos hacer, superaron con creces todas nuestras expectativas, estaban basadas en munición “sencilla”, de revolver, del tipo de las que se utilizan habitualmente en competición. La idea era utilizar elementos básicos, como son puntas de pistola o revolver (de calibres comprendidos entre el .355 y el .358), junto con vainas, pólvora y pistones y elaborar una munición barata, sencilla y segura, además de funcional y por supuesto, divertida.
Después de hacer varios disparos de pruebas con munición original, tanto con munición del .38 SPL, como del .357 Mágnum., nos decidimos a probar nuestra propia munición, primero la carga de 2,5 grains de PSB1 en vaina del .38, la cual fue muy efectiva, pero escasa de sensaciones, tuvimos la impresión de estar disparando un .22.
Todo cambió con la siguiente carga, pues es la que consideramos idónea para el rifle: el mismo tipo de vaina, pero esta vez con 3,4 grains de PSB1, muy buena de sensaciones, de efectividad y prestaciones, el proyectil aunque de escaso peso 115 grains), y con una velocidad cercana a los 1230 pies por segundo (374 metros por segundo), hizo disfrutar a cuantos lo probaron.



Se muestra en la fotografía una vaina de 9 parabellum para comparar el tamaño de la dispersión de las dos tandas, la primera mas dispersa de 3 disparos y la segunda muy concentrada de 4, todos ellos a 25 metros de pie y sin apoyo; obsérvese que buena agrupación se realizó en la segunda tanda de disparos precisamente con esa segunda carga. Cabe destacar que la tendencia de irse un poco a la izquierda (creemos) fue debida a la luz de la galería donde se probó, pues en anteriores y posteriores tiradas con luz solar los impactos no tenían defecto en deriva.

Un rifle en un calibre sin grandes pretensiones. No es un calibre muy usual para caza, aunque sabemos de expertos cazadores que realizan caza de modo similar: al acecho utilizando arcos de poleas, ballestas. Pues bien, lo que nos ha llegado de EEUU, es de gente que se dedica a la caza de jabalíes, y/o cervidos de pequeño o mediano tamaño para lo cual han de acercarse mucho a la pieza, utilizando para ello pequeños rifles o incluso revólveres.
Nosotros solo le vemos utilidad dentro de la actividad deportiva, entre las cuales, el tiro a metales, es sin duda la modalidad que más se ajusta a sus características y también en la que más se puede llegar a disfrutar.
EVL